Herida del rechazo (la guía completa)

Herida del rechazo

¿Te sientes una de esas personas rechazadas? ¿Huyes de cualquier rechazo ya sea amoroso o de cualquier tipo? Descubre las causas y ejemplos de la herida del rechazo.

Seguro que conoces a alguien que se sienta rechazada y tenga miedo al rechazo en general (sobre todo amoroso) o le guste rechazar. Esto no es casualidad. Se debe a la famosa herida del rechazo. Aquí te explicaré por qué se origina, sus consecuencias y cómo solucionarlo.

Existen las 5 heridas de la infancia que nos impiden ser quién somos. Una de estas heridas, y la más frecuente, es la del rechazo. Uno puede tener más de una, pero siempre hay una que predomina.

La más frecuente como decía es la del rechazo. Estas personas a menudo se sienten rechazadas, se auto rechazan, son rechazadas o suelen sufrir a menudo rechazos amorosos, en el trabajo o en general.

Las causas son de la herida de rechazo que he visto son:

Ser un hijo no deseado: cuando la madre se entera de que está embarazada piensa que no es el momento o simplemente no quiere hijos. Ahora ni nunca. Al final por diversas circunstancias lo tiene. Este hijo ya ha grabado la impronta de “no merezco vivir” y todo en la vida le costará mucho. Además, vivirá situaciones de rechazo, se sentirá rechazado o se autorechazará.

Haber sido rechazado en la infancia: cuando un niño sufre algún tipo de maltrato, ya sea en casa, o el bulling, de alguna forma se siente rechazada. Siente que si le maltratan es porque algo ha hecho que se lo ha buscado. Esto genera una impronta de no merecimiento y de mucho rechazo.

No ser aceptado como es: muchos padres tienen la manía de estar corrigiendo constantemente a sus hijos “por su bien”. Lo cierto es que no es por su bien si no por el de los padres. Ya que un hijo calladito molesta menos a los padres. Cuando un hijo está siendo corregido constantemente o sus padres lo intentan cambiar, en el fondo está recibiendo el mensaje de “como eres no te quiero”.

Recibir el mensaje de “molestas”: a menudo los padres cuando tienen hijos muy revoltosos o que no paran de hablar saltan con mensajes como “cállate ya”, “eres un pesado”, “siempre estás haciendo alguna”. En el fondo el niño recibe el mensaje de “molestas”. Y para no molestar no se moverá mucho. El problema es que de adulto tampoco arriesgará a dirigirse a nadie (por ejemplo, preguntar una calle, hablar con la chica que le gusta para pedirle una cita) por miedo a molestar.

Consecuencias de la herida del rechazo:

  • Huyen de situaciones donde puedan ser rechazados: el típico caso de la persona que no se acerca a alguien que le gusta por miedo al rechazo. Muchos tímidos no se acercan a la gente por miedo a molestar. Al final estas personas terminan solas. Y aunque la soledad les pueda doler, más les duele sentirse rechazados.
  • Paradójicamente, actúan de forma que sean rechazados: alguien que a pesar de saber que un mal olor produce rechazo no cuida su higiene y huele mal. Alguien que dice cosas inoportunas en el momento menos oportuno. Quien se comporta de forma que produce rechazo aun sabiendo que eso hará que la gente no quiera estar con él.
  • Les gusta rechazar: a algunas personas con herida de rechazo les gusta rechazar. Es el caso por ejemplo de alguien que de niño era el friki de la clase y de mayor se convierte en un bellezón. Como venganza, se dedicará a rechazar como a él le hicieron.
  • Evitan hacer cosas para no fracasar: muchas personas con herida de rechazo evitan hacer cosas si creen que van a fracasar. Y es que fracasar para ellos es como sufrir una especie de rechazo.
  • Entre rechazo y rechazo tardan mucho en reponerse: son personas que van a una entrevista de trabajo o intentan conquistar a alguien, les rechazan y necesitan un tiempo para reponerse de ese rechazo mientras que alguien sin esa herida enseguida vuelve a intentarlo.
  • Se conforman por miedo al rechazo: Se conforman con personas que vienen a ellos pero no les gustan como pareja para no arriesgarse a ir detrás de alguien que verdaderamente les guste pero les pueda rechazar.
  • Les cuesta decir no por miedo a rechazar o a que les rechacen: Se hacen amigos de gente con la que no quieren estar o se emparejan con alguien con quien no les apetece estar, pero como han vivido el rechazo saben lo que duele y evitan rechazar. Por otro lado, les cuesta decir no por si se enfadan con ellos y les rechazan.
  • A menudo sufren rechazos, ya sean amorosos, en el trabajo o en general: como están vibrando en “me siento rechazado” eso es lo que vivirán hasta que solucionen la herida de rechazo.
  • No soportan el rechazo: para ellos cualquier rechazo les duele muchísimo, mientras que a las personas normales un rechazo les supone un suceso que forma parte de la vida cotidiana. Por ello evitarán toda situación donde crean que puedan vivir rechazo.
  • Se convierten en buenistas: esta gente que va de progre, ofendidita y defensora de todos los colectivos rechazados por la sociedad, de alguna forma esta reparando su herida de rechazo.

¿Cómo solucionar una herida de rechazo?

Quien sufre la herida de rechazo a menudo cree que si es rechazado es porque hay algo malo en él, pero no es así. Nadie es perfecto, todos tenemos cosas buenas y no tan buenas.

Comprender que quien sufre maltrato o bulling no es por su culpa, sino porque hay gente con muy mala uva que la toma con el primero que encuentra, que si sus padres le intentan cambiar no es porque sea defectuoso, sino porque los padres tienen una idea de lo que debe ser un hijo (idea que ni es verdad). Que si alguien recibe un rechazo amoroso no es por él, sino porque en ese momento esa persona no quiere estar con nadie o simplemente no es su tipo.

No ser el tipo de alguien no significa ser defectuoso. Es más, seguro que hay alguien para quien seas perfecto.

Comprender que el verdadero amor es a uno mismo. Si sufres rechazo en el mundo externo es porque en tu interior tú mismo  te rechazas.

Para superar el miedo al rechazo una buena idea es exponerte a situaciones donde te puedan rechazar y tomártelas como algo que le puede pasar a cualquiera.

Cuando empieces a aceptarte como eres dejarás de sentirte rechazado y de vivir situaciones externas de rechazo.

Si conoces a alguien que tenga una herida de rechazo no dudes en compartirle este artículo.

Herida del rechazo (la guía completa)

Subscribete para no perderte nada

* campo requerido

Información básica sobre protección de datos Responsable:Verónica Fragoso Flores
Finalidad:Enviarte post de mi blog o información publicitaria relacionada con el blog. Segmentación o elaboración de perfiles.
Legitimación:Tu consentimiento
Destinatarios:Tus datos se guardarán en Mailchimp, mi proveedor de email marketing.
Derechos:acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
Para más información visita mi sección Política de privacidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

comotenerbuenasuerte.info te informa de que los datos de carácter personal que me des rellenando este formulario serán tratados únicamente por mí. Responsable de esta web.

Finalidad: poder publicar tus comentarios y responderlos.

Legitimación:  Tu consentimiento.

Destinatarios: Hosting Raiola Networks. Este hosting es español y seguro.

Derechos: a acceder a tus datos, rectificarlos, limitar y suprimirlos en info@comotenerbuenasuerte.info así como a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Para poder publicar tus comentarios necesitarás al menos dar un nombre y una dirección de email. Si no, no podré publicarlos.

Puedes saber más sobre protección de datos leyendo las secciones aviso legal, política de cookies y política de privacidad de mi blog.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba