Como Tener Buena Suerte

Como Tener Buena Suerte con hechizos, rituales, amuletos


Busca en la web Como Tener Buena Suerte


beruby - te devolvemos dinero por tus compras y reservas online

Lo que ocurre cuando haces un curso de milagros

En anteriores posts hablé sobre qué es un curso de milagros, bien, sé que hay gente que creerá que es algo sectario, otros pensarán que va contra Dios (hasta hay un vídeo de una señora que va diciendo que la que lo escribió lo hizo dictada por un demonio), otros que es un engaño más de las tendencias new age, pero la cosa es que yo lo he hecho y me está funcionando. Yo no soy de juzgar una cosa sin antes probarla así que daré unos testimonios personales y luego que cada uno haga lo que quiera o crea que debe hacer.

Se supone que cuando haces un curso de milagros, cuando te comprometes en serio con Dios para hacerlo, él te protege de las cosas malas para que no te pase nada. Vamos, que no deja que te ocurra nada malo, puesto que tienes que enseñar los conceptos del curso a los demás, y si te pasan cosas que no quieres no vas a estar con ánimos para ir enseñando por ahí el curso.

Dice el libro que puedes ser un maestro de Dios en el momento en que lo desees. No necesitas haberte leído el libro entero ni haber hecho todos los ejercicios, pues en el mundo de Dios no hace falta tener títulos, no es como en el mundo tal como lo conocemos, donde para poder trabajar necesitas tener dos carreras y tres masters en nosequé.

Cuando decidí comprometerme a leer el curso de milagros, hacer los ejercicios, aplicarlos a la vida cotidiana, y enseñarlo a quien quisiera, las cosas empezaron a cambiar. Todo comenzaba a cambiar en pequeñas cosas. Por ejemplo iba a la compra y si había una gran cola de gente, de repente, venía un cajero, abría la caja y decían “por favor, pasen por aquí”, tenía algún problema con algún trámite y se me arreglaba, tenía algún conflicto con alguien, aplicaba lo que decía el libro y se me arreglaba. Ya no tenía tantas enfermedades. Desde que lo estoy haciendo no tengo gripes ni catarros. Antes, cada invierno me tocaba pasar un par de gripes y dolores de garganta.

El año pasado decidí irme de casa, ya que la situación era inaguantable en casa. Con un padre conflictivo, un violento verbal, decidí que no era un buen entorno para estar en paz (la base de lo que predica el curso) y quise irme. Pero como bien dice el libro, antes de tomar cualquier decisión entrégala al de arriba, y eso hice por la noche después de una discusión gorda con mi padre. Al día siguiente llamé a un amigo que vivía cerca de mi casa y que había conocido por internet hablando cosas de un curso de milagros y la biodescodificación, le conté mis planes y me dijo precisamente que me podía ayudar económicamente a cambio de cuidar a su hija mientras el trabajaba. Yo salté de la silla de la sorpresa, y ahí comenzó el primer milagro. Después me fui de casa un tarde sin que mi padre no me gritara de todo, pero yo me iba con la alegría de saber que dejaba atrás algo tóxico que no me hacía ningún bien.

 

A los pocos días de mudarme de casa, había viviendo en el piso una joven que era un poco borde y se molestaba por todo, así que pensé “Dios mío que me salga algo mejor”, conocí a los pocos días en unas conferencias de constelaciones familiares a un joven del que me hice amiga y me ofreció una habitación en su piso a cambio de sólo 100 euros, con internet y calefacción incluido, con un montón de tiendas de comida para comprar barato, médicos y bares para salir por ahí. Demasiado bueno para ser de este mundo, ¿no? La última cosa que me ocurrió fue que cuando me cambié de piso el casero me debía una fianza. Me fui en noviembre y ya estando en Febrero aún no me la había devuelto. Por un momento me dejé llevar por la ira y me puse a pensar cosas malas de él, pero paré antes de llegar a más y me dije “voy a hacer lo que dice el libro”, apliqué el instante santo y al día siguiente o a los dos días me pidió la cuenta del banco para ingresarme lo que me debía de la fianza, y el martes siguiente apareció el dinero en mi cuenta.

Si después de esto no creéis en los milagros es cosa vuestra pero yo lo eh probado y funciona. Así que si estáis haciendo un curso de milagros no tengáis miedo porque nada malo os pasará. Según el libro, mientras vivas en este mundo se te proveerán de todas las cosas necesarias aunque Dios sabe que no valen nada pero aquí las necesitas para poder vivir y enseñar los preceptos del libro.

 



Haz un donativo

Hacer una página web tiene un gran trabajo en tiempo (diseño, conocimientos de programación, buscar la mejor información...) y dinero (hay que pagar cada mes un sitio de calidad donde tener alojada la página más una cuota anual para el nombre de la página). Por eso te ofrezco la posibilidad te hacer un donativo. Puedes ingresar la cantidad que desees (desde 1 céntimo hasta el infinito) todas las veces que quieras. Al hacer click en el botón "Donar" te llevará a la página de donativos. Se puede pagar tanto con Paypal como con tarjeta o transferencia bancaria.



Comentarios

Debido a la gran cantidad de comentarios, sólo se contestarán los que tengan que ver con productos recomendados en la web. No tenemos tanto tiempo como para estar todo el día leyendo comentarios. Creo que la información de los posts está bastante bien explicada. Espero que lo entiendan.

Una respuesta a “Lo que ocurre cuando haces un curso de milagros”

  1. Elisabeth dice:

    Te doy las gracias por tu comentario,
    Yo estoy haciendo Un Curso de Milagros y
    creo estar en una fase de cambios muy difícil.
    Me reconforta saber que voy en la dirección correcta.
    Te mando mil bendiciones.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información